BANNER

lunes, octubre 29, 2012

DÍA DEL PADRE CLARET EN EL COLEGIO

Por la Seño María de los Ángeles Pelayes

El pasado miércoles 24 festejamos con gran alegría el día de nuestro Santo fundador:  “Antonio María Claret”, dando gracias a Dios por su vida y por su fecunda misión …de “llevar a toda criatura la Ley Santa del Señor.”

A las 8:00 hs. celebramos la Misa en su honor, la cual estuvo a cargo de los peques de 2do.grado y los jóvenes de 3er. año del secundario.

La Misa fue presidida por nuestro querido capellán, el P. Mauricio, mientras que, con su carisma peculiar, el P. Michael llevó adelante la explicación del Evangelio animando a chicos y grandes a ser misioneros que anunciemos con gozo  la Palabra del Señor.

Los más chiquitos leyeron las dos lecturas de la misa y la oración de los fieles...¡tarea realizada con gran esmero y cariño! Los más grandes llevaron adelante el guión, colaboraron con las tarjetitas recordatorias de la fecha, generosamente donaron leche para los más necesitados y ¡todo lo que podría olvidar y sin ninguna duda la ternura del Cielo ha contemplado!

Post Misa los alumnos recibieron un rico helado de regalo, disfrutaron juntos de una ¡muy buena merienda “especial”! y luego, en el gimnasio, hicimos la puesta en común de los trabajos realizados los días previos a la fecha: carteles con dibujos y collages, representaciones, cantos... ¡Geniales los trabajos, felicitaciones a todos…!

¡Gracias Profes y Seños por su tiempo y por el entusiasmo transmitido a los chicos!

¡Gracias Madre Judith por deleitarnos junto al coro con sus cantos!

¡Gracias Profe Gastón por tu gran disposición y por las buenas ideas en los signos y demás detalles de la Misa!

¡Gracias Profe Claudia por publicar esta nota en el blog!

¡Gracias a la Comunidad de hermanas que hacen posible esta gran fiesta!

Y… ¡Gracias a cada corazón claretiano por ser parte de esta  familia que desea crecer en número y en santidad!

¡Dios los bendiga hoy y siempre! Seño Ángeles.

A continuación compartimos las fotos...












viernes, octubre 26, 2012

PROYECTO UTN 2012 - POWER POINT JUNIOR

Con inmensa alegría hemos recibido los resultados de los alumnos de sexto grado que asumieron el desafío de rendir el examen con el fin de certificar sus conocimientos en Informática correspondiente a la Aplicación Power Point-Junior con excelentes resultados.  Felicitamos a nuestros alumnos y los motivamos a que sigan estudiando y empleando estas habilidades tan importantes en el mundo de las Tics. Ellos son:

Gonzalo Gattoni
María Agustina Manuel Ninet
María José Pedrosa
Rossio Romero Bittar
María Virginia Sabattini

Al mismo tiempo felicitamos a los alumnos por haber obtenido el 100% en sus exámenes, haciéndolos acreedores de su correspondiente Mención de Honor. Los merecedores de esta importante distinción que otorga la UTN -  FRBA son:

Gonzalo Gattoni
María José Pedrosa
Rossio Romero Bittar
María Virginia Sabattini

A todos FELICITACIONES !!!!!!!!!!!!!!!!

viernes, octubre 19, 2012

SERVIR A LOS DEMÁS ELEVA NUESTRA ALMA

Las alumnas de cuarto año hicieron realidad su tan ansiado VIAJE AL NORTE 2012. Compartimos con ustedes la experiencia vivida... y agradecemos a todos los que hicieron posible "elevar nuestra alma". 

Una experiencia que valió la pena
Por Bianca Sozzi

Es difícil plasmar en un papel todas las emociones que experimenté y los pensamientos que se me vienen a la cabeza cuando me acuerdo de lo que vivimos, no sólo en Jujuy, sino también a lo largo de todo el año.
Cuando empezaron las clases, sentía una gran intriga sobre qué sería organizar el Viaje al Norte, tenía dudas, inquietudes, inseguridades.
Podría decir que algunas de esas cosas me acompañaron hasta el día antes de visitar por primera vez la escuelita.
A medida que avanzaba el año, me di cuenta que organizar y preparar un viaje no es nada fácil, tuve que aprender que la ayuda del otro es necesaria, que no puedo pretender hacer todo yo sola, y también que no siempre todo va a salir perfecto. Me enojé, sentí impotencia, lloré, hubo peleas y también sentí muchas otras cosas que de a poquito me iban sacando las ganas de viajar. Millones de veces pensé que lo que hacía no era suficiente pero ya no sabía qué más hacer. Eso me hizo considerar la posibilidad de no viajar… no quería, no lo sentía.
Pero pensándolo en frío entendí que lo más importante era cumplir con el objetivo por el que me había esforzado durante todo el año.
Hasta el día antes de viajar, la cabeza me daba vueltas y no podía entender por qué había cosas que no se podían hacer cuando para mí eran algo fundamental. No aguantaba más la situación, los nervios eran demasiados y la angustia me superaba.
Para mí, todo dio un gran giro el martes que fuimos a la escuela por primera vez. Cuando el micro se acercó a la puerta y vimos a los chicos tan contentos que saltaban y nos esperaban sentí que eso era por lo que habíamos trabajado. Cuando nos presentamos y varios de los chicos vinieron inmediatamente a abrazarnos me cambió el humor, lo que sentía; el rencor y el enojo desaparecieron. Desde ese momento no importaban más los eventos ni las discusiones, lo único importante eran los chicos, que querían pasar tiempo con nosotras y nosotras pasar tiempo con ellos.
Me asombró la forma en que se abrieron frente a personas que nunca habían visto en sus vidas. Fue hermosa la sensación de sentirse querido, cuando nos invitaban a sentarnos con ellos en las mesas o venían, nos abrazaban y nos decían “te quiero”.
Fue alucinante ver las caritas de alegría cuando recibían cada uno su regalo. Hay una imagen que me quedó grabada y de la cual espero no olvidarme nunca: cuando ya habíamos entregado las donaciones para el colegio pasó algo que, para mí, fue maravilloso; todos corrían de acá para allá jugando al futbol, saltando la soga, usando las cosas nuevas que habían recibido. En ese momento sentí que por primera vez miraba y apreciaba todo lo que pasaba a mí alrededor.
Creo que hablo por todas si digo que por fin entendimos que todo lo que nos decían sobre el viaje era real. Es una experiencia única e inolvidable. No fuimos nosotras las únicas en dar sino que ellos también nos dieron muchísimas cosas, cosas que jamás nos hubiésemos imaginado. Terminamos por recibir mucho más de lo que llevamos, y no en elementos materiales sino de una forma mucho más rica, en una semana crecimos internamente.
El día de la despedida fue terrible, muy emotivo pero a la vez muy triste. Era muy difícil mirar a los chicos cuando nos preguntaban si íbamos a volver y tener que responderles que no. Ese último abrazo y el último beso con esas personitas que han marcado nuestras vidas van a ser inolvidables.
Me siento feliz y satisfecha de haber aprendido que en la vida existen hermosas experiencias que completan nuestro ser, experiencias únicas, capaces de enseñarnos que no hace falta mucho para poder ser feliz. Un beso, un abrazo, una sonrisa, una simple muestra de cariño nos llena de vida y alegría. Esa semana estuvimos acompañadas de soles que iluminaron y abrieron nuestras mentes, aprendimos a ver al mundo desde una perspectiva diferente. Hay que mirar más allá de nosotros mismos, ir en busca de aquellos que nos necesiten e intentar ayudar. Al final, todos salimos beneficiados y ganamos una experiencia que nos va a acompañar por el resto de nuestras vidas...
Yo me quedé con ganas de más, quiero volver a ayudar y a sentir esa sensación a la que todavía no le puedo poner un nombre; es una mezcla de alegría, satisfacción, emoción y muchas otras cosas que quiero seguir experimentando.


Mi experiencia – Viaje al Norte 2012 –
Por María del Mar Villarruel

Desde la salida en Mendoza, las expectativas fueron grandes y plenas, pero yo creo, que de este viaje no se puede opinar,  pensar,  hablar , si no se ha vivido. Todo es tan diferente, tan lindo, tan mágico, tan inspirador,  tan divertido, que es imposible imaginarlo.
En mi opinión el viaje se dividió en dos, la parte turística que fue muy interesante, muy satisfactoria en cuanto a contenidos, aprendimos mucho sobre la parte de la Independencia argentina que no habíamos profundizado, como la participación de Belgrano y  de Güemes. Cultivamos también, la historia aborigen desde el origen, desde otro punto de vista, no solo por la llegada de los españoles y descubrimiento de América si no también, qué sentían, qué opinaban,  qué proyectaban , las personas que allí habitaban. Todos estos contenidos fueron dados por la Profesora Laura Sánchez, que a mi parecer, lo hizo de manera dinámica y muy interesante, llevándonos a museos, Iglesias, Catedrales, Fortificaciones antiguas, etc.
Además nos instruimos, en cuanto a la cultura norteña, el trato con el extranjero, su cultura, sus valores, sus costumbres, sus ideas, su forma de ser en nuestra Argentina. Observamos también como, en Jujuy, conservan tanto sus orígenes, y están muy orgullosos de eso , se ve en la arquitectura , en sus modismos , en sus creencias  y valores. Gracias a los profesores, Daniel, Judy, Sol, Nati, Laura, Estelita y Madre Sara, comprendimos como ver otra realidad , y como respetarla.
Fue increíble poder ser parte de este viaje , creo que todos somos parte del Viaje al Norte, pero como mencioné más adelante, esta experiencia se compone de dos partes , la turística y la más plena , emocionante, satisfactoria; la parte de dar y recibir mil veces más.
Muchos dicen  “Hay que dar sin recibir nada a cambio”, pero en esta ocasión, mi frase sería “Dar un poquito y recibir algo mucho más lindo y sincero “. Eso es lo que me pasó a mí, particularmente, esos chicos me enseñaron el cariño sincero, puro, sin fijarse en nada. Siempre con buena predisposición  en todo lo que les planteábamos .
No solo ellos me brindaron sonrisas, si no que también, los abuelitos de la casa de la caridad, me fueron muy agradecidos cuando, con un acto pequeño, como servirles el almuerzo , me demostró lo felices que los hacía , de que alguien , un desconocido , un día en sus vidas, les sirviera un plato de comida. El hecho de que ellos no tenían que ir a buscar, la sopa, de que yo, se las podía alcanzar, los puso cómodos, contentos.
Yo  de todo esto aprendí , de cómo con tan poco , ya sea , sirviendo , regalando golosinas , juegos , abrazos , besos y palabras , uno puede AYUDAR a otro , sentirse parte de algo más que uno mismo.
Me sorprendió el hecho de lo respetuosos que son con los signos patrios, los admiré muchísimo, y eso me impactó en el sentido, de que cuando llegué a Mendoza, observe la realidad en la que estaba y en lo distinta que era, el hecho de tener “Grabador “ para escuchar los himnos hacen que, solo pocos alumnos pronuncien las estrofas del Himno argentino que tanto me enorgullecen. En cambio en la escuelita San Roque no había grabador, si no eran las voces de los chicos , quienes alentaban a la bandera a izarse. Ese tipo de actitudes fueron, dignas de admirar.
Tuve la gracia de poder participar en el desayuno y almuerzo con los chicos, y observé como agradecen cada alimento que van a ingerir, y con qué ganas lo hacen, no desprecian nada, absolutamente nada.
Por otro lado, fue una experiencia inolvidable, ya que, el grupo por primera vez en 12 años de cursado se unió y fortaleció por un objetivo en común. La verdad que eso fue increíble, compartimos momentos geniales, momentos alegres, emocionantes, plenos.
Como persona, yo, no soy muy de expresar todo lo que siento, pero la vez que lo hago, lo hago sinceramente, todo lo que escribí anteriormente, me llena profundamente .
Además estoy muy agradecida de haber conocido personas tan colaboradoras, tan puras como Roque y Ángel, los conductores del micro, que terminaron siendo uno más del grupo.  Espero, poder devolverle el favor algún día, con el proyecto, de ir a la escuelita, donde trabaja la esposa de Roque.
Esta experiencia no solo me dejó recuerdos, sino también recuerdos del futuro, porque los voy a tener siempre presente, y gracias a esto, estoy convencida de que no quiero que esto se corté acá, ahora, quiero seguir, y eso ya lo puse en marcha.


Más que un viaje… Más bien una señal de vida… Viaje al Norte 2012 
Por María Belén Santos 


Un día podemos despertar hartos de todo, sin encontrar sentido a las cosas, sin saber hacia dónde caminar. Intentamos darnos por vencido, pero por alguna razón, por mínima que sea, comprendemos que la solución no es rendirse…
Con este viaje pasó algo parecido… Al comienzo el compromiso de palabra estaba y en los primeros eventos se notó. Luego poco a poco surgieron las peleas, los reproches y los enojos.  Un día nos cansamos de seguir y lentamente comenzamos a bajar los brazos, dejando de lado el porqué hacíamos todo esto… A veces existía el intento de seguir adelanto, y en cuanto se pudo, se hizo.
El día del Viaje había llegado, era un 6 de Octubre. Las ansias por partir eran inmensas, los abrazos de despedida de nuestras familias, las fotos, las sonrisas; todas las peleas habían desaparecido.
Una vez en camino todo marchaba bien, el tiempo lograba pasar desapercibido. Tomando mates, entre risas y entre chistes. De pronto paramos en Salta y dimos una pequeña vuelta conociendo así, el cabildo, un museo y la catedral. Siguiendo, llegamos a San Salvador de Jujuy donde comimos y descansamos.
Cuando menos lo esperábamos, finalmente habíamos llegado a Humahuaca… La alegría de llegar nos desbordaba, y más aún la alegría de estar cada vez más cerca de los chicos. Preparando las bolsitas de a poco caíamos en lo cerquita que estábamos de la escuelita. Muchos juguetes, elementos de higiene, útiles, ropa y golosinas esperaban a llegar a la escuelita San Roque.
En la mañana del martes los chicos ya nos esperaban, un poco tímidos pero con alegría. Disfrutamos de un día todo soleado y lleno de ganas de jugar y divertirnos. Me tocó estar con los nenes más chiquitos. Su maestra nos los presentó y de a poco ellos fueron tomando confianza. Personalmente, nunca antes pensé en un recibimiento tan hermoso como este.
El miércoles los juguetes se entregaron a cada uno de los chicos. Cada uno abrió su bolsita llena de sorpresitas, sus caritas de a poco se iluminaron. Jamás pensamos que el viaje nos regalaría tantas emociones. Los chicos no podían esperar a salir a jugar con sus nuevos juguetes. Pedían que les probásemos las zapatillitas, los chalequitos y amaban que les pusiéramos cremita en sus caritas secas.
Ya en nuestro último día, los chicos apenas nosotras llegamos en el micro fueron a nuestro encuentro. No podían dejar de sonreír. Cuando bajamos del micro, nos abrazaban y no se separaban ni un minuto de nosotros. Al rato, fuimos a escalar el Cerro del Antigal, un lugar totalmente sagrado para la gente de ese lugar.
El Cerro cubierto de cardones, parecía realmente imposible de llegar a su cima. Sin embargo, para nuestro asombro, lo más difícil fue bajar de aquel cerro de bellos paisajes. Hubo caídas graciosas, travesías por un pequeño arroyo y hasta pinchaduras con los cactus.
Ya a la vuelta, comenzamos a caer que era nuestro último día con los chicos. Comprendimos que la despedida se acercaba más a cada segundo que pasaba. Las lágrimas de a poco querían salir.
La escuelita nos esperaba con una hermosa despedida, con coplas y regalitos. Los chicos se emocionaron al cantar y al tocar los instrumentos. Nosotras también nos emocionamos y lloramos de alegría y a la vez de tristeza. Sacamos las últimas fotos y nos despedimos. Los chicos no paraban de decirnos cosas lindas, decían que nos iban a extrañar. El corazón de a poco se nos rompía, no podíamos evitar llorar. No nos queríamos ir. El micro nos esperaba y paso a paso nos subíamos y dejábamos atrás a esos chicos. 
Hoy, ya de vuelta en Mendoza, entiendo todo lo que aprendí de esos chicos. Este Viaje fue el mejor de mi vida, me enseñó que uno en la vida no tiene todo; pero hay que aprender a ser feliz con lo que se tiene porque lo material no lo es todo en la vida. Ansío con todo mi corazón volver a ese lugar y escuchar reír a los chicos una vez más. Es inevitable no soltar una sonrisa al recordarlos. Prometí volver, y pienso cumplirlo de alguna manera. Todo se puede lograr con voluntad y fe…
Tal vez todo esto parece un cuento, pero es porque realmente así  fue... Fue todo mágico y único. Muchas veces en el horizonte buscamos  las razones de la vida, pero  no las encontramos, porque buscamos en el horizonte... Hasta que un día despertamos y encontramos las razones de vivir justo a nuestro lado... son pequeñitas y diferentes... Todas únicas... Por fin salimos de nuestras  burbujitas y entramos en la verdadera realidad.. Esas razones son aquellas que pensamos ayudar, pero terminaron por cambiarnos ellas a nosotros... Son de esas razones que jamás, jamás olvidaremos…
Esta pequeña reflexión sobre el Viaje jamás sería capaz de describir cada uno de los sentimientos vividos… Ni siquiera las palabras pueden comprender todas las emociones vividas.


No hay palabras 
Por Lilia Rabouin

El comienzo fue idílico. Al poco tiempo de empezar las clases se nos hizo una pregunta que, en ese momento, me pareció ridículamente fácil de responder. “¿Quieren hacer el Viaje al Norte?” El sí fue unánime. Ninguna tenía idea de en que se había metido. Pronto comenzamos a darnos cuenta.
Todo sucede de a poco. Se discute por las empanadas, se pelea por las tortas, hay conflictos con los eventos. Se genera un constante tira y afloje que se repite día a día, semana a semana, mes a mes. Para el primer evento ya es guerra. No importa, se sigue adelante. Hoy voy a ceder un poco, mañana le tocará a otro.
La primera mitad del año pasó, y se llevó consigo el poco entusiasmo que quedaba antes de las vacaciones.  O, al menos, eso pareció. Quizá el descanso ayudó, quizás estábamos cansadas. Cuando volvimos a clase volvimos con más energía. Duró poco.
Entre la desorganización, las peleas, los desacuerdos y la falta de fondos, las ganas de seguir trabajando, de viajar incluso, se fueron como agua por el drenaje. A pocas semanas de viajar estábamos metidas en una deuda con el colegio (aún lo estamos), debíamos realizar lo que parecían mil eventos (aunque estoy segura que no fueron más de dos) y habíamos organizado poco y nada. Parecía que habíamos quedado, en el mejor de los casos, en el limbo, y en el peor, en el caos.
Mientras más se acercaba la fecha del viaje, más rápido pasaban las horas, y era cada vez mayor el revuelo de actividad que había a nuestro alrededor en la urgencia por que todo estuviera listo. Nos convertimos en expertas en clasificación de ropa. Revisar, seleccionar (o descartar, descartamos bastante), doblar, siguiente. El hastío, la tensión y la ansiedad rozaron límites que nunca imaginamos que pudiéramos conocer.
Y al fin, con una mezcla de satisfacción y frustración, llegó el día de partir. Cada despedida fue diferente. Mi mamá lloró. Me sentí honestamente contrariada por hacerla sufrir. Apenas me senté en el micro hice un mal movimiento que terminó en rasponcito sangrante. Me lo tomé como un augurio.
Contra todo presagio, el viaje de ida pasó sin incidentes... Entre los preparativos que realizamos estando en Humahuaca, y la alegría del viaje, la emoción volvió del descanso que se había tomado con más fuerza que nunca.
A poco tiempo de haber llegado a la escuela San Roque, caímos en la cuenta de que nada de lo que hubiéramos imaginado le podía siquiera rozar los talones a lo que estábamos viviendo.
En la escuela había chicos desde salita de 4 a 7mo. Con ellos compartimos desayuno, almuerzo y mediatarde, y todas las horas entre ellos. Desde el primer momento los chicos nos abrieron su corazón; y en los tres días que compartimos con ellos, formamos vínculos afectivos que nuca pensé que pudiera formar tan rápidamente. Cada uno era una personalidad radiante, única, abriéndose a nosotras. Tratamos con nuestro mejor esfuerzo merecernos el cariño que nos dieron. Creo que lo logramos.
Cada una se acercó especialmente a algunos de los chicos, y fue con ellos (y a la vez con todos) con quienes vivió algunos de los mejores momentos. No me voy a olvidar de Bianka, Silvana, Ayelén, Mikaela, Adriel, Facundo. Sé que voy a seguir en contacto con Qenti y Mallku, que en menos de tres días hicieron pedazos el escudo que tengo en el corazón y se hicieron un rincón propio.
No hubo nada más desesperante, nada más despedazador, nada más angustiante que tener que despedirnos, pero lo hicimos, y con una mezcla completamente distinta de satisfacción y anhelo y angustia y alegría y un remolino de mil cosas más, volvimos a casa.
Se dice que hay cosas que no se olvidan. Estoy segura de que lo que viví en Humahuaca es una de estas cosas.  No sé si tuvimos suerte, si era el destino, o si Dios nos quiso ayudar, pero lo que vivimos es irremplazable, y valió todas y cada una de las discusiones que sufrimos antes de llegar. Suena llano, trillado y repetido, pero es verdad... sólo una milésima de lo que realmente sentimos, pero verdad. No hay palabras para expresarse. Simplemente, no hay palabras.


Experiencia Solidaria "Viaje al Norte"
Por Federica Cantú 

En primer lugar diré, que es una experiencia y no un proyecto, ya que, es una realidad o situación que cambia realmente la forma de ver, pensar y sentir en uno mismo.

Esta experiencia consistió en ir a la provincia de Jujuy por una semana, de los cuales tres días fueron destinados a la convivencia y solidaridad en una escuela de Humahuaca,  llamada San Roque, objetivo único y principal del viaje .

Para poder llevar a cabo dicho objetivo todo el curso tuvo que trabajar duro, la mayor parte del año.

El primer lugar que visitamos fue Salta. Es una ciudad rica en historia. Visitamos  el Cabildo , La iglesia  y un Museo .

Ese mismo día nos encaminamos a San Salvador de Jujuy y allí nos hospedamos en la “Casa del Buen Pastor “ por una noche . 

Al día siguiente partimos a Humahuaca. El verdadero regalo estaba por llegar. Preparamos las bolsas para los niños con juguetes, bolsa de higiene y ropa. En ese preciso momento, tenía unas ansias de conocer a esas personitas que nos esperaban.

Los tres días transcurridos en la escuela fueron mágicos. Poco a poco comenzó a producirse un vínculo que no olvidaré jamás.  Lo que más me asombró de los chicos fue su respeto hacia ellos mismos y hacia los demás. También hacia nosotras, a los profesores de la escuelita y a los símbolos patrios.

Otra cosa que me impactó fue la solidaridad entre ellos mismos, son chicos agradecidos con todo lo que tienen. Por más que le faltara un “celular “ o lo que fuere estaban felices. El cariño sin interés que tenían con nosotras me conmovió (tanto profesores de allí, como los nenes).

En esos días aprendés que los problemas que vos pensás que tenés (como no tener un vestido para una fiesta o comer todos los días pollo o que te vaya mal en una prueba, etc) no son “PROBLEMAS “. Un problema es el no tener qué comer como estos chicos, por ejemplo. Esos chicos valoraban tan puramente las cosas, se ayudaban entre ellos, te quieren sin interés, te agradecen  lo que les llevás. Son alegres, cariñosos, divertidos, buenas personas. 

El ultimo día en la escuela quedará grabada para toda mi vida. La cara de los chicos, sus lágrimas me partieron el alma, pero a la vez me dieron un empujón para seguir ayudando.  Nunca me imaginé lo que podríamos causar en esos “desconocidos “.

Por otro lado, nuestro grupo se unió. Las diferencias y los prejuicios se dejaron de lado permitiendo conocer a la otra persona. Pienso que este objetivo que teníamos en común permitió esto.

Me hubiera gustado hacer más . Pero de ellos me llevo todo. Es la primera vez en mi vida que me sentí satisfecha y muy contenta .

Les recomiendo a los cursos que tengan que realizar este viaje en un futuro, que se esfuercen mucho, trabajen y no se pierdan esta experiencia de vida única y gratificante. El salir de “la burbuja“  te abre la cabeza . 
Me enseñaron un mundo más grande, que el que yo pensaba que conocía.



Experiencia Viaje al Norte 2012
Por Ofelia Molinari
Este es mi primer año en el Colegio Padre Claret y debo confesar que al principio, en la preparación del viaje, no creí que el proyecto fuera a resultar, pensaba que no íbamos a conseguir el dinero a recaudar y que no íbamos a poder ir al Norte.
Cuando estuvimos a pocos eventos y días de la fecha de viajar, comenzaron a surgir en mí algunas emociones y entusiasmo, ni hablar en el momento de preparar el bolso.
Finalmente llegó el día de despedirnos de nuestras familias y amigos, y emprender el tan esperado viaje. Una vez arriba del micro, me sentía igual que siempre, neutra, como le pasa a uno en los cumpleaños a medida que va creciendo: se está ansioso porque llegue el día y cuando llega, la emoción no es la misma que en la espera.
Lo que sí me pasó, sólo al principio, fue que no pude dormirme en el viaje de ida mientras todavía era de día, lo que es raro porque según mi mamá “duermo como un oso polar” (jaja)… Cuando me suceden estas cosas tiendo a descomponerme  porque se me hacen interminables los viajes y me aburro durante el camino, pero lo increíble es que fue tan divertido y tan lindos los paisajes que no me descompuse en ningún momento (salvo en el camino hacia Mendoza).
Luego de muchas paradas y una noche en la Casa del Buen Pastor ¡por fin llegamos a Humahuaca! Desde el momento en que bajamos del micro, hasta que partimos hacia Mendoza, sentí una emoción y tranquilidad en mi corazón muy lindas.
La experiencia en la Escuelita San Roque fue única y satisfactoria para todos los que participamos y compartimos este hermoso viaje, como también distinta para cada uno ya que cada uno vivió y sintió cosas diferentes.
Particularmente, tuve la oportunidad de relacionarme con casi todos los chicos de San Roque, desde salita de 4 y 5 años, hasta 7mo grado.
Afortunadamente pude conocerlos y hoy, puedo decir que son personas puras y hermosas por fuera y por dentro, que me brindaron un cariño sincero e incondicional. Me siento sumamente agradecida con el Colegio al que pertenezco y con la Escuelita San Roque, por la oportunidad que me dieron y a quienes me acompañaron, de vivir esta experiencia realmente inigualable.
Creo, más bien estoy segura, de que la decisión que tomé al cambiarme a este Colegio, es una de las mejores y nunca voy a arrepentirme, por las personas que conocí y los amigos que hice, y por este viaje.
Conocí lugares hermosos y sagrados, viví una de las mejores experiencias de mi vida y siempre voy a llevarla en mi memoria. Siento que crecí como persona y aprendí a valorar más las cosas que mis papás me dan.
Este viaje superó totalmente mis expectativas y creo que todos los que viajamos pudimos comprobar lo que dicen los que anteriormente viajaron: nadie puede ser el mismo después de este viaje, porque te cambia la vida… Mejor dicho, te enciende la vida.


Viaje al Norte 2012
Por Romina Boronat

Desde la preparación, hasta el viaje de regreso, implicó un esfuerzo de nuestra parte, pero  con él venía una alegría.
La preparación fue muy complicada, con roces entre nosotras... hubo fortalezas y debilidades. En general todos los eventos salieron bastante bien, el mejor fue el desfile, aunque se necesita tiempo para buscar marcas.
En los últimos días se sentía un ambiente muy tenso, por el tema de la kermese, que no teníamos toda la plata juntada (aunque ya se supiera de antes) y el tema también de que lo más probable era que no se pudiese llevar toda la ropa, que hasta ese momento creíamos que era lo más importante. Pero al llegar a la escuelita todo lo que nos preocupaba o angustiaba se esfumó o “se pusieron en pausa”.
El primer día como lo suponíamos, la mayoría de los niños se mostraron tímidos, a pesar de esto de a poco se fueron soltando. Al segundo día ya nos conocían y hablaban un poco más, y cuando les entregamos los regalos les encantó, muchos se probaban las zapatillas, jugaban con los juguetes, también me llamó la atención que muchos de los niños no los querían abrir, decían que los iban a abrir en sus casas y eso me sorprendió mucho. Pero al tercer día no desapareció su cariño, no era algo por interés, su amor era puro. Lamento no haber estado con ellos más tiempo...
Durante estos 3 días, nos encariñamos mucho con los niños y fuimos conociendo sus historias, a través de los profesores o de ellos mismos. Vimos las diferencias entre ellos, así todo, eran bastante unidos. Todos se conocían entre sí y compartían lo poco que tenían. Una de sus diferencias era, los que vivían en la ciudad y los que vivían más alejados. Descubrimos también que lo más importante que les llevamos fue nuestra compañía y no lo material (aunque lo necesitaban).
Esos niños se merecían todo el esfuerzo hecho y por hacer durante todo el año. Vinimos con todas las ganas de seguir ayudando y hacer eventos. Al recordar las caras felices de esos niños te hace reflexionar sobre nuestras preocupaciones, que al lado de la de ellos no son nada y da ganas de hacer más fuerza para llevar adelante un proyecto como este.
Por todo esto se debería llamar experiencia del norte.



EXPERIENCIA VIAJE AL NORTE 2012
Por Celina Gallart

Preparar el Viaje al Norte nos costó. Hubo peleas, discusiones, enojos, desacuerdos, pero a pesar de todo lo logramos. El 1er día que salimos estábamos un poco nerviosas, con ansias por saber cuáles eran esas personitas de las cuales nos habían hablado tanto tiempo. El 3er día llegamos a Salta, donde nos mostraron todos los monumentos históricos. Ese mismo día a la tarde - noche llegamos a Humahuaca para instalarnos en el hostel. El 4to día todos estábamos nerviosos por llegar al lugar, nos subimos al micro y fuimos para allá... Al fin llegó el momento, llegamos a la escuelita. Nos bajamos y fuimos hacia el patio donde estaban algunos nenes corriendo. Luego nos presentamos y cada una se fue con el curso que le tocaba, a mí me tocó los más chiquitos, intentamos sacarles esas sonrisas tímidas, compartir y jugar con ellos. Al día siguiente volvimos y les llevamos los regalos que habíamos preparado para ellos, se los dimos, compartimos y jugamos. Con cada abrazo, sonrisa y besos se notaba lo agradecidos que estaban. El tercer día volvimos y nos llevaron a Antigal, un cerro lleno de cactus, donde previamente tuvimos que hacer un rito a la Pachamama para que “no nos haga daño”. Cuando volvimos nos dimos cuenta de que quedaba poco tiempo, por lo que compartimos el almuerzo y tuvimos un “acto de despedida”  donde los niños nos abrazaron muy fuerte. Fue una experiencia única... me dan ganas de volver a hacerla.


Ex alumnas también presentes !!!
Destacamos la participación y presencia en el viaje de las ex alumnas Sofía Gaido, Luz Mateu y María José Videla, todas ellas de la promoción 2009.






La verdad es que el viaje me encantó y fue muy distinto a cuando fui por primera vez con el colegio, lo viví de otra manera y lo disfruté mucho a pesar de que ya lo había hecho.
Esta experiencia me gustaría compartirla, pero nunca van a ser suficientes las palabras, hay que vivirla para entender lo que es, pero es increíble el cariño que los niños te dan y es muy satisfactorio saber que con tan poco podes hacer feliz a tantas personas, me encantaría poder volver el año que viene y hacerle ver a la gente que puede ayudar sin tener que irse hasta el norte del país, hay mucha gente al lado nuestro que necesita un poco de atención, cariño y afecto y se pueden hacer cosas muy simples que ayudan mucho aunque no parezca, son simples gestos que no se olvidan más y los recuerdan con mucho amor.

María José Videla (Ex alumna - Promoción 2009)






















lunes, octubre 08, 2012

PRIMERAS NOTICIAS DEL VIAJE AL NORTE 2012 !!!

Humahuaca, 8 de Octubre de 2012
Estimada Comunidad del 
Colegio Padre Claret:
                                           Hoy hemos llegado a Humahuaca!!! ha sido un viaje largo y cansador, pero divertido y lleno de cosas nuevas para las chicas. El día Domingo alrededor de las 10 de la mañana llegamos a Salta, recorrimos el Museo MAAM, la Catedral del Señor y la Señora del Milagro, el cabildo y otros lugares históricos, junto a la profe Laura de Historia quien nos fue haciendo la guía. Alrededor de las 13hs, almorzamos en el micro mientras salíamos para Jujuy y a las 16hs. aprox. llegamos a la ciudad de San Salvador de Jujuy, hermosa ciudad!. Nos alojamos en la casa de retiro del Buen Pastor y recorrimos la ciudad conociendo la plaza principal, el museo histórico de la Bandera de Belgrano y hacia las 20 hs compartimos la misa en la Basílica de San Francisco. Cenamos en la residencia universitaria de las hermanas claretianas, quienes nos recibieron con mucho cariño, luego volvimos a la casa de retiro para dormir.

Esta mañana luego de desayunar, conocimos el Museo de Tupac Amarú en la ciudad y luego reiniciamos nuestro camino para Humahuaca. A mitad de camino paramos para almorzar en Posta de Hornillos, además de comer unas ricas empanadas y un corderito asado, recorrimos el museo, el oratorio y nos deleitamos con el paisaje, a las 15 continuamos nuestro camino y Gracias a Dios llegamos sin ninguna dificultad...

Hasta aquí la preparación para nuestra misión, todos estamos entusiasmados y llenos de expectativas... Les pedimos que continúen orando para que mañana salga todo bien... por nuestra parte los tenemos siempre presentes en nuestras oraciones y nos sentimos muy felices de haber recibido de ustedes esta importante tarea misionera...

En este momento (20hs.), las chicas, están trabajando en la clasificación de los elementos que llevaremos a nuestros pequeños hermanos de la escuelita de San Roque...

Les dejamos unas fotos para que puedan sentirse más cerquita nuestro.... Los queremos y les enviamos muchos cariños humahuaqueños!


Delegación Viaje al Norte 2012





lunes, octubre 01, 2012

¡¡¡ DÍA DE LA PRIMAVERA EN EL COLEGIO !!!

Por Miranda López Aragón y Lilia Rabouin

El jueves 20 de septiembre se festejó en el colegio el día del estudiante y el día de la primavera. Todos los años, 5to año elige una serie de “temas” que se sortean para que cada curso decore y se disfrace.
Este año, el tema elegido fueron  “LAS FIESTAS”

A séptimo les tocó una fiesta de disfraces
A 1er año le tocó una fiesta hawaiana
A 2do año... fiesta de la vendimia
A 3er año... Navidad
A 4to año... Baby shower
Y a 5to año le tocó una Boda

A las 11:00 hs. todos los cursos debían terminar con la decoración para dar lugar a la presentación. Una vez que los profesores y alumnos pudieron  disfrutar de la decoración de los cursos, todos los alumnos bajaron al patio amarillo para ver la exposición de las reinas, reyes, mascotas y carros.

También se aprovechó el día para destacar en cada tema una serie de valores que debíamos tener en cuenta: alegría, esfuerzo, unión, vida y compromiso.

Estos valores se vieron reflejados en las distintas frases y propagandas elegidas por cada curso. Además, se les pidió a los alumnos que aportaran ideas y colaboraran con nuestro ansiado Viaje al Norte.

¡ FELIZ PRIMAVERA PARA TODOS !

A continuación compartimos las fotos...